viernes, 11 de mayo de 2012

Piropos

No importa lo linda, fea, flaca o gorda que seas... si sos mujer, el piropo es parte de tu vida. Muchas veces me pregunté si a alguien le sirvió para levantarse a una minita alguna vez un piropo, porque la verdad, el comportamiento normal de las mujeres que conozco ante un piropo, es hacer como que no se escuchó y seguir de largo... o reírte, y seguir de largo...
Quiero saber para qué tanta historia con los piropos...

Existen diferentes tipos de piropos... por ese motivo, acá va un compilado de piropos que me han dicho, o que les han dicho a amigas y conocidas mías, para ilustrar cada categoría.

* El piropo tierno: Comúnmente brindado por señores mayores, el piropo tierno tiene la característica de ser una frase que te hace sonreír y te dan ganas de abrazar al señor... Ejemplo:  "Si yo tuviera 30 años menos, me casaría con vos sin pensarlo" (mi dentista, de unos sesenta y pico)

* El piropo gracioso light: Frase original y cómica comúnmente escuchada de hombres jóvenes y de algunos albañiles... Ejemplo: Una vez veníamos caminando con mi mejor amiga por la calle, ambas vestidas de negro, se nos acerca un chico, se para en frente nuestro y nos dice: "¿Saben qué es lo único negro que les falta a ustedes? Yo en el medio, hermosas!" (vale decir que nos hizo reír y que, a pesar de que fue hace ya como seis años, aún nos acordamos de este muchacho)

* El piropo gracioso porno: Frase cómica no tan original (ya que se repiten hasta el hartazgo algunas) bastante subida de tono que por lo general, te hace poner en la situación de querer reirte y querer llorar al mismo tiempo... porque es gracioso, pero te sentís ultrajada de alguna manera. Ejemplo: "Te pongo una manzana en la boca, y hasta que no se haga sidra no te dejo de chupar la concha, mamita!"

* El piropo guarango: Frase no cómica, no original, lisa y llanamente asquerosa, los que las profieren merecen una patada en la zona genital con unos borcegos punta de metal, por hijos de puta. Ejemplo: "me imagino esa boca haciéndome un pete y ya acabo putita linda" (un hijo de puta, en la calle... lo mutilaría)

* El piropo inentendible: Decir un piropo debe ser un ejercicio de autoestima también, por lo tanto, algunos se acobardan a mitad de la frase, así que pasa a veces, pasas al lado de alguien y escuchás algo... no podés decir bien qué escuchaste... pero algo te dijo...Una vez, mientras iba a encontrarme con el que entonces era mi novio, a escasos veinte pasos de él pasa un señor al lado mío y me dice: "Mamita... jhfkjgskjghfhskjhdhskhfd sesenta y nueve". La verdad sea dicha, pensé que me estaba preguntando una dirección... y me frené y le pregunté "¿Cómo?" y me contestó una guarangada, que me hizo poner roja de pies a cabeza... el otro no entendía nada...

* El piropo que te alegra el día: Hay veces que te dicen algo que, quieras admitirlo o no, te alegra el día. Hace unas semanas, me subo a un taxi, y el taxista empezó a darme charla... en eso me dice: "vio doctora que las famosas tienen personal trainers? Yo quiero ser su personal chófer (?), si usted siempre se viste así de linda, yo la paso a buscar y la llevo gratis con tal de verla" La verdad, me hizo reír, y ese día me sentí que estaba hecha una diosa!

* El piropo creepy: Es el que te hace cuestionar la salud mental del emisor del mismo, y que te dan ganas de llamar a la policía, por las dudas... Hace un par de días, un señor de unos 50 años, comenzó con un piropo tierno "sos hermosa"... para luego seguirme como por cuatro cuadras diciéndome que se había enamorado, que por favor le diera mi número, etc etc etc. Yo no sabía si correr o llamar a un policía... hasta que finalmente me metí en un edificio y él siguió. La gente está mal loco!


Este video está muy bueno, nos hace ver lo que soportamos a veces las mujeres...


11 comentarios:

Leviatan Ronin dijo...

No nos olvidemos del que usan algunos conocidos mios (ejem ejem cof cof):

Llamo a tio cirujano que te haga unos cortecitos en los gemelos, asi te engancho ahi las piernas y te doy hasta que Arnold Scwarzenneger confirme que todas sus peliculas son pesimas.


Que tengas un hermoso dia. Beso beso.

f dijo...

doctora...
déjeme que lereviso el legajo con minuciocidad...
el legajo o lo que usted quiera...

A.Torrante dijo...

Calificame este, de mi autoría a los 17 años al ver pasar una chica en bicicleta: "Cómo envidio el asiento de tu bici, preciosa"

La verdad que el tema piropos está muriendo, creo que tal vez queden algunos piroperos en el interior, acá pocos. Son más bien frases/palabras tipo: Casate conmigo preciosa, potra, shegua, diosa, etc.

Sasu dijo...

mi amor con ese par de tetas para que carajo te pintas los labios...!!
ese quedo en la historiaaaaa

MAGAH dijo...

Buen video.
Buena recopilación de piropos. Identificada a full.
Los peores me dejaban dura, realmente cerreba las piernas de la impreción.
Un asco esos.

Ahora se me ocurren algunos cuando veo algunos señores muy bien plantados, almidonados y no tanto con pelos en el pecho, brazos musculosos y ...

esperame que me limpio la baba...

Alejandro Cossavella dijo...

Este video es incomprensible para un hombre. Es como haber despertado en el paraíso, le encanta. Imagina que después de haberse relacionado con alguna de las bellezas que lo piropean, al resto puede ignorarlas. No le interesan.

De todas formas, estoy de acuerdo en que después de un rato debe ser molesto y piropeo sólo en circunstancias excepcionales.

Como el piropo pocas veces se materializa en una relación, invito a los hombres a dirigir sus piropos a quien más los necesita, por ejemplo, una madre/abuela:

"Con una mami así como para no tener complejo de Edipo, Mamita, Reina, Diosa, dígame dónde está su templo que le llevo una docena de facturas, o flores, lo que más le guste..." (este ejemplo es apenas ilustrativo. Necesita ser mejorado).

Amor y paz!

Dana Eva dijo...

Buenas....
@Levi... jajaja te rri ble
@f... ay que me pongo colorada che!
@Ato... gracioso light... y créalo o no, cuando yo tenía unos 14/15 años (bastante pavota y para nada experimentada), fui en bici hasta el kiosco... cuando me subo para poder irme, un muchacho que se encontraba ahí me dijo "quisiera que mi cara fuera ese asiento" me acuerdo porque en ese momento me causó mucha curiosidad... después, entendí :)
@sasunga... jajajaja me había olvidado de ese!!! una vez también me dijeron "no sé esas son tus tetas o estás traficando melones!" jajajaja
@MAGAH... hay algunos que literalmente te bloquean la libido... respecto a las cosas que por ahí pienso yo cuando me cruzo con alguno así como describís (menos el pelo en el pecho) ya voy a escribir algo al respecto... jaja
@Alejandro... me encantó la idea de que le digan cosas lindas a las abuelas... ahora... respecto de los piropos, hay algunos que está todo bien, pero cuando se copan con las guarangadas, te dan ganas de ajusticiarlos en plena peatonal...

Besos a todos, gracias por pasar :)

Dany dijo...

El del negro, garpa. Un monstruo!
No creo haber dicho alguno en toda mi vida. Lo mío siempre fue escribir.....no decir. Timidez?

Un beso!

Larabi dijo...

A una prima mía que iba con un pantalón con tela cuadriculada le piropearon unos albañiles : Pero che negra, que pasó? te lotearon el culo!?

Dana Eva dijo...

@Dany... yo tampoco dije nunca un piropo... me he autopresentado a alguien que estaba bastante bueno, he de admitir, pero nunca un piropo...
@Larabi... jajaja... la inventiva que tienen para decir cosas es fantástica...
Besos a ambos...

Guillermo Altayrac dijo...

Muy bueno el video. Me he reído mucho.
Muy buena la reflexión final, también.

Destaco el piropo inentendible. Me parece que, la mayoría de las veces, no es que el que lo está emitiendo se acobarde. Me parece que, por lo general, lo que deforma las palabras es el exceso de lascivia. Ese tipo de piropo me causa mucha gracia. Y me da algo de cosita.
Cuando yo paseaba perros, había un barrendero lujurioso que decía piropos de ese tipo. Su target eran chicas de quince años para abajo (!!!). Las veía venir, dejaba de barrer, se apoyaba en el escobillón y las esperaba. Cuando le pasaban por al lado, con terrible cara de sexópata, les decía: afghrarrfgrrafghdarrf... Y era como si le saliera un vaho verdoso de la boca, que envolvía a la señorita en cuestión y se colaba por sus orificios.
Pero esos, más que piropos, son algo así como marcadas animales de territorio. Yo sospecho que este señor, el barrendero, sería capaz de violarse a una de esas señoritas. Un escalofrío me recorre la espalda.