viernes, 4 de mayo de 2012

Nuevos destinos

Hermana de mi alma, amiga, compañera, enferrrrrmita mía... te amo.
No importa cuántos kilómetros nos separen mañana, vamos a estar juntas. 
Porque no pasa seguido que uno encuentre una amistad como la nuestra, que sobrevive diferencias, convivencias, exámenes, discusiones. Que sobrevive una carrera. 
Y esto es nada!

Que se abrochen los cinturones en Buenos Aires, les mandamos una leona! 
Y más les vale que te cuiden che!!!


De más está decir que te deseo lo mejor en esta etapa que empieza ahora... no?






4 comentarios:

f dijo...

mandala con cuchillo y tenedor...
abrazo!

Leviatan Ronin dijo...

O mandala con unas papas al horno y unas verduritas que tambien la vamos a querer asi. Ejem ejem

Dany dijo...

Que no venga con el palo de hockey!
Un beso.

A.Torrante dijo...

Desde que se inventó el Whiskas se acabaron las leonas, al menos las bravas...