jueves, 29 de marzo de 2012

Ser Gordo

El ser políticamente correcto de la sociedad en general no permite la diferenciación por raza, color o religión. El último baluarte de la discriminación es el tamaño de tu masa corporal.
Ser gordo es un estigma.
Todos sabemos que hay una cuestión de salud que viene acompañada con el sobrepeso, pero poco se dice del daño psicológico que causan esos kilos de más.
No hablo del que tiene 3 kilos extra. Por obvias razones de funcionalidad social y física, tampoco hablo de los que sufren de una obesidad mórbida que les impide desempeñarse en el día a día.
Hablo de las personas que son "gorditas" o "gordas" sin que estos kilos de más les imposibilite realizar ninguna actividad.
¿Qué implica ser gordo a nivel social?
- El paradigma de belleza hoy en día está en tener un cuerpo delgado. Esto significa que si tenés kilos de más, por definición, no estás dentro del paradigma de belleza. Esto no implica que no haya personas que se sientan atraídos por los cuerpos redondeados, pero si implica que más del 50% de las personas no te van a considerar atractiv@, independientemente de tu personalidad, cara, sonrisa, etc. Implica que como gordit@ si estás buscando pareja, tenés que "demostrar" que vale la pena CONOCERTE.
- Al ser gordo te acostumbrás a los "cumplidos punzantes". Muchas veces te dicen cosas lindas que vienen con un doble filo. Por ejemplo, "Esa carita tan hermosa... tenés que hacer dieta" o "Una chica tan linda... tendrías que bajar de peso así te conseguís un novio"
- Implica la presunción de que si sos gordo, no podés ser sexy. "Gorda fea" son dos palabras que van juntas en la misma oración demasiado seguido.
- Bancarse gente desconocida opinando sobre cosas bastante personales e íntimas. Un ejemplo bastante gráfico: Un día me crucé con una señora bastante mayor en el horario del almuerzo, mientras yo picaba algo antes de volver a trabajar. No me dijo "Hola" como cualquier persona normal. Me dijo "no deberías comer eso". Así, lisa y llanamente.
- Implica preguntas incómodas y un comportamiento esperado de tu parte. Hace un tiempo mi tío me preguntó: ¿Cuándo vas a bajar de peso? Como si estuviera en falta, como si fuera una obligación que yo tengo para con él o para con el mundo, algo que DEBO hacer.
- Implica que la gente espera que te sientas incómodo con tu cuerpo. "Si sos gordo, entonces no hay chances de que seas feliz, no hay posibilidad de que tengas una autoestima saludable. Si sos gordo, te tenés que odiar."

Y NO ES ASÍ.
Todos los gordos y gorditos vamos a luchar contra el sobrepeso y va a ser nuestro peor enemigo siempre. El que diga que no baja porque le gusta ser gordo, miente. No todos tenemos la misma fuerza de voluntad, ni la misma motivación, razón por la que muchos no van a ganar nunca la batalla.
Pero ojo! Esto no implica que no me quiera tal cual soy. Esto no implica que no pueda ser sexy, o feliz. No implica que no podamos conseguir parejas.
Ser gordita no me impide, señora, señor, ubicarlo en la góndola cuando Ud. hace un comentario fuera de lugar. Ser gordito no implica que me tenga que bancar sus comentarios de mierda, ni sus cumplidos con puntada. No, no. Ser gordito no me hace simpaticón ni sumiso. La personalidad y el carácter poco tiene que ver con el índice de masa corporal. Si Ud. hace comentarios desubicados, espere una respuesta acorde, y si no la recibe, agradezca a mis padres, que además de hacerme "gorda" me educaron respetuosa.

12 comentarios:

Leviatan Ronin dijo...

Las veces que me hicieron algun comentario sobre mi peso, y no estaba a mas de 10 kilos sobre lo recomendado, les dije "Gorda tengo esta y porque tu hija se ocupa de vaciarla todos los dias"

Juro que nunca mas hizo o esbozo algun tipo de comentario esta persona.

Porque educado soy pero si me rompen las pelotas yo te voy a patir la cadera a patadazos.

Se nota que tengo un dia violento?


Beso beso.

Juan dijo...

Considero que el peso no está aparejado a la forma de ser, pero contribuye gracias a personas que no lo ven de esta manera.
Fijate, la gente que te hace ese tipo de comentarios no comprende las nuevas generaciones, así que, a mi parecer, son ellos los desubicados.

Ahora: yo siempre aconsejo hacer actividad para subir o bajar porque noto que mejora el humor ^^, pero solo a los muy cercarnos, no a cualquiera que conozco.

Igual, el autoestima es la balanza, si estas bajón, comentarios sobre "gordo" o "flaco" te van a liquidar y no así lo contrario.

Besos ani!

A.Torrante dijo...

Para empezar contá lo que pasó con el pendejo, sino no comento...:-)

Dana Eva dijo...

@Levi... jajaja Ud. siempre con la palabra justa...
@Juan... Hay gorditos que vamos al gimnasio y que aún así siempre tenemos un carácter de mierda :)... y cuando estás bajón, te miran mal y te hacen mierda, mucho más cuando te dicen whatever de tu peso corporal... acá el tema es: por qué tengo que soportarlo? Que no nos rompan las pelotas!!!
@Ato... querido todavía no lo vi... pero aparentemente no sería tan pendejo y se encuentra "en una relación"... todo esto según mis investigaciones online... o sea... medio que lo stalkeé un toquecito... jajaja

Besos!!!!

Dany dijo...

El ametrallamiento sobre el tema es impresionante...a veces hace que uno pierda de vista lo importante.
La sociedad es ampliamente discriminatoria.
No reparaba en ese asunto hasta que fui a ver la obra de teatro "Gorda".
Me impactó.

Un beso!

A.Torrante dijo...

Bueh, te la dejo pasar sujeto a un "update" dentro de las próximas semanas. Mirá que tengo memoria de pisciano...

Tema sobrepeso: es un temita, si bien soy de esos afortunados que come cualquier cosa y no sube ni un gramo. Peso casi lo mismo que a los 18 años con un 60% menos de actividad.

Creo que uno de los problemas del sobrepeso es que al "gordo" todavía por más que se lo discrimina estéticamente, dentro de todo es bastante bien recibido, muestra de ello son las sitcoms tipo Mike and Molly, King of Queens, y una con James Belushi, donde tanto él como su cuñado portaban sendas panzas y hasta se jactaban de ello.

El tema del sobrepeso, es que a diferencia del fumador o el alcohólico no hay daños colaterales a terceros, por ende no se los "controla policialmente". Se tienen que auto-controlar, sea por cuestiones de estética/salud. Y un factor que noto cuando ando onda comida saludable es que resulta bastante caro/trabajoso serlo. Para saciarte como te saciarías con un sandwich de pan con queso y fiambre, tenés que comer como medio kilo de verduras.
Además desayunarte con tostaditas y mendicrim es un opio.
Y las galletitas dietéticas y cereales etc. salen un huevo, ergo el que no tiene tiempo o guita recurre a las "grasas" que sacían y alimentan al toque y son baratas.
Ni hablar de las golosinas, que encima por el azúcar te "hacen sentir bien".

Es la nueva epidemia mundial, y lo curioso es que mientras que 3/4 del mundo se cagan de hambre, la otra 1/4 parte sufre de sobrepeso.

La batalla recién comienza...

Beso!!

Guillermo Altayrac dijo...

¡Jajaja! Diablos, sé menos respetuosa.
Sí, el tema con los gordos es así. Y es, también, que a mucha gente le gusta opinar sobre todo, sobre el aspecto del otro, sobre lo que tiene que hacer la otra persona con su vida.
La señora del horario del almuerzo me dio mucha bronca. Tu tío, más.

Guillermo Altayrac dijo...

Sí, es loco (aunque tampoco es esa la palabra) cómo cambian los vínculos. Son raras las relaciones con el otro, los mecanismos que entran en juego. Son raras, a veces intrincadas. Me fascina pensar en ellas, indagar en lo que ocurre subterráneamente.
Uno sigue siendo yo; pero ciertas cosas en el vínculo y en el yo, cambian.
Esa señora escribía cartas de papel en el añooo... 99. Ahora no lo sé.
Yo hice ambas cosas, aunque no exactamente por las cartas de papel: la abracé y le tuve miedo.

¡Besos y gracias por pasar!

MAGAH dijo...

Nos falta crecer mucho como sociedad. Es una verdadera porquería que no seamos capaces de desarrollar nuestra capacidad de empatía y entender que se sufre con kilos demás.
A muchos les importa un carajo el otro y como siempre, son más capaces de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Anónimo dijo...

Pues yo soy un chico joven y me encantan las rellenitas o gorditas con sus buenas curvas de cadera y pecho. y si es guapa pues la guinda del pastel que me encanta comer ;)

Y no crean que soy un friki o raro que no puede aspirar algo mas en mi historial tengo chicas de varios tipos de talla y belleza.

Y una ultima cosa, las chicas mismas estais muy equivocadas tengo muchos amigos que al igual que a mi les encantan las mujeres mas cuajaditas que tan pencas...

Saludos y besos para las que tienen unos kilitos "de mas"

Anónimo dijo...

vamos que la mujer de la foto para mi es una diosa, y por poner un ejemplo, la señorita claudia, la del anuncio del coche... pues en comparacion... como si comparamos un tocinito de cielo y una cucharada de sal en la boca.

SANTY NAVAS dijo...

AMO A LAS GORDIBUENAS SON LA MAXIMA CREACIÓN DE LA NATURALEZA.