martes, 20 de enero de 2015

Sobre la crisis del argentino

Bueno.... qué pienso de todo esto?.
1- Este país se fue a la mierda. Pero no necesariamente por los gobernantes, ni tampoco por la oposición (hablando literalmente, de los políticos). No. Este país se fue a la mierda por la gente. Entre ayer y hoy lo único que vi son comentarios ciegos llenos de bronca y odio. De un lado, los que llaman asesina a la presidente. De otro, los que explican que el tipo se mató porque era un mentiroso. Yo les pregunto a los dos lados lo mismo.... QUÉ PUTA SABES VOS???? Ni vos, ni yo ni ninguno de nosotros, los papafritas donnadies del país sabemos qué sorchos pasó. Por qué estás tan seguro de lo que decís? Tenés pruebas irrefutables? Si es así, por favor, llevalas a la fiscal que investiga el caso, para iluminar el mismo. Si no es así, y sólo vociferas a los gritos tu opinión personal, entonces, no exijas que el resto esté de acuerdo con lo que decís. Va para ambos lados. No jodan, nadie sabe.
2- Todos están intentando sacar una tajada de esto. La presidente, poniendose en víctima, los aspirantes, acusando y pidiendo esclarecimiento. No sea papafrita, lea entre líneas. Les chupa un huevo quién y como se murió. Lo único que importa acá es a quién puedo perjudicar, y cómo me puedo salvar yo.
3- La sociedad está más fracturada que nunca. No hay una fisura social... hay un abismo entre uno y otro lado. Si no se puede hablar con otra persona sin que te juzgue ya sea como gorila cipayo vendepatria o como ciego compradordehumo kk, entonces, no se puede hablar de nación. No somos una nación. Nación se define como "conjunto de personas de un mismo origen étnico que comparten vínculos históricos, culturales, religiosos, etc., tienen conciencia de pertenecer a un mismo pueblo o comunidad, y generalmente hablan el mismo idioma y comparten un territorio". Evidentemente, no somos todos del mismo pueblo. Tanto para unos como para otros, el del frente, no es argentino. Ser "argentino" pareciera ser una cualidad que los llena de orgullo a todos, excepto cuando se habla de todos los demás habitantes de la República, que, obviamente, no son tan argentinos como uno.
4- La violencia sólo genera.... más violencia. Como "el otro" está equivocado y es un ignorante que sólo sigue los lineamientos que le bajan de arriba (léase, en un caso, el oficialismo, y en otro, clarín, EEUU o el que esté de turno hoy) y que no piensa por sí mismo (ay! cuántos de nosotros podemos decir que realmente pensamos por nosotros mismos, formamos nuestra propia opinión, sin dejarnos influir!) la única forma de tratarlo es insultarlo. Esto genera una respuesta que es más o menos la misma. Otro insulto, otra puteada, otra agresión, una amenaza, otra amenaza, esta vez, más grave.... Y así estamos.
5- Nadie piensa en la gravedad de lo que dice. Por un lado tenemos a una mochila de gente diciendo que un ser humano se mató porque era un cobarde, un mentiroso, un traidor, un loquesea... esa misma gente que había mandado mensajitos diciendo "con Cristina no" "te vamos a cagar a trompadas en el congreso" "vamos a ir con los tapones de punta". Por otro lado tenemos a gente que esta convencida al 100% que si no le disparó la Cristina, por lo menos le puso la bala en el arma. Y la acusa de homicidio. # CFKAsesina fue TT a nivel global. ¿Alguien se da cuenta de la gravedad de todo lo que están diciendo?
6- Las banderas en las que se enfundan no son más que trapos. Todo pensamiento político en el que se embanderan murió antes de los 90. Y estamos en el 2015 queridos compatriotas. No existen más los partidismos. Existen sólo los personalismos. Creer que todos los peronistas siguen la misma bandera es creer en cuentos de hadas. Creer que sigue existiendo lo que alguna vez fue el partido radical sólo porque sigue existiendo la bandera, es ser ingenuo. Creer que los ideales de los partidos de izquierda podrían prosperar en un país que siempre siguió (y sigue) los designios de los países más capitalistas del mundo es simplemente ridículo. Señores, basta de la bajada de línea. Piensen por sí mismos. Uno puede tener todos los ideales que alega tener la bandera que está enarbolada en frente, pero eso no significa que todos los que se ponen la bandera tienen tus mismos ideales.
Por último, para no amargarme más. Le hago una pregunta a Ud. que se llena los dedos de teclas tipeando puteadas al otro lado de la verja.... ¿Quién cree Ud. que va a salir perdiendo de todo esto? El gobierno? Los aspirantes? Los medios de comunicación? No señor! De acá los únicos que salen dañados somos tooooodos nosotros, todos los argentinos. De uno y otro lado. Porque nos merecemos justicia, nos merecemos verdad y nos merecemos, ante todo, identidad. Identidad de argentinos. Identidad de pueblo. Y eso es lo único que no somos. No somos pueblo. Somos una masa de influencias que vamos para donde nos tira más el viento.

2 comentarios:

Alejandro Cossavella dijo...

Bueno... me alegra leerte... hago un programa de radio diario en Bariloche y hoy dije algo muy parecido a esto... abrazo desde el sur y que triunfen (pronto) la sensatez, la armonía y, si no es mucho pedir, lo que sea que llamemos amor.

Leviatan Ronin dijo...

Joven:

Puedo hacer una salvedad al texto? Para mi la democracia se murio con Illia. De ahi hasta esta parte todo fue un sinsabores de satrapas ladrones que lo unico que buscan es en beneficio propio.
De un lado y del otro.
Le dejamos el poder de manejar el pais a un monton de tipos con rencores de hace 40 años atras.

Nos asombra que paises como Japon haya pasado de la nada misma despues de la guerra mundial a ser una potencia.
Es simple la respuesta, tuvieron dos cosas en mente:
1. Querer progresar a nivel personal
2. Quisieron progresar a nivel mundial y AMAN su pais.

El amor del serio. No esa pelotudez de ponerse una banderita en el pecho o corear el himno (sabran quienes lo hacen que es una insulto al simbolo patrio) sino ademas el hecho de respetar las leyes, no ensuciar los espacios publicos, etc etc etc.

Aun se debe resolver mucha mierda para que esto cambie.

Beso beso.