lunes, 9 de mayo de 2011

Cuestión de actitud.

Una amiga me dijo hoy que sospecha que carece de "sexyness".
No mujer. Yo te he visto, enfundada en un vestido rojo que atraía miradas, y te puedo asegurar que no carecés de dicha cualidad. Y con esto no te digo que la respuesta es un vestido escotado nena. No te equivoques. El día del vestido, la que lo llevaba era una persona que estaba radiante de felicidad, a la que no le importaba mostrarse así tal cual era al mundo. Una mujer llena de sonrisas que apuesto que en ningún momento se paró a mirar si alguien la observaba, una mujer que se autodisfrutó.
Decir que se carece de "sexyness" es medirse con el ojo de otro. Medirse en comparación a alguien más.

No es sexy el pretender ser otra, no es sexy el modelo que tenemos las mujeres en la cabeza. No tenemos que ser buenitas, no tenemos que fingir ser suavecitas y dulces y tiernas. Y nos pasa todo el tiempo, a todas. Constantemente nos estamos comparando, midiendo. Viendo si somos más o menos lindas que. Más o menos flacas que.
Dejemos de mirarnos con el ojo del otro, dejemos de pretender ser otras. La actitud es la que nos define, más que el color de ojos y los kilos de más.
Por supuesto que hay días y días. Hay días que tengo todos mis complejos al hombro y me siento una tortuga indispuesta. Y hay días donde atisbo el horizonte desde mi palmera personal. Puedo asegurar que la gente lo nota. La seguridad es sexy. Lo único que cambió entre la tortuga y la habitante de la palmera, es la percepción de mí misma.

"Me gustás más cuando me mirás con esa cara de odio que cuando sos dulce"
Eso, entre otras cosas, me dijo mi ex (no sé mi ex qué, pero mi ex al fin). "Si vos pudieras ver los gestos, la actitud con la que me hablás, el odio que se te ve en los ojos" (calculo que lo que quiso decir fue fuego en los ojos, pero bueno, yo siempre quiero que los otros digan lo que a mi me gustaría que digan y no lo que realmente dicen, pero tengo que escribir lo que dijo de verdad, sino, sería mentira) (Esa última frase fue un quilombo, pero no hay otra forma de decirlo, así que bueno, sorry)
¿Por qué me decía eso? Porque le estaba hablando yo, de verdad, le estaba diciendo la posta, sin condimentos, sin ser suavecita. Sin ser tierna. Sin ser otra.
Lo que realmente llama la atención y da vuelta las miradas no es lo señorita y simpática y comprensiva que sos. Ni lo rubia, ni lo flaca, ni el color de ojos que tengas. Es tu actitud.
Nada seduce más que la seguridad.

9 comentarios:

Ale dijo...

Tu ultimo renglon mne robo lo que iba a comentar... que todo es una cuestion de actitud!

Marialauchi dijo...

gracias negrita... me hacia falta!!!

Azelais dijo...

Me gusto al parte en que decis lo del vsetido, que no era sexi la ropa, si no la persona que estaba radiente en el. Creo que una solo seduce cuando brilla, linda, fea, flaca o gorda, solo puede hacerlo cuando esta comoda con lo que es.

Café (con tostadas) dijo...

hoy creo que hay tres cosas que seducen sólo al pasar:

- el taconeo
- el cadereo
- la sonrisa

y esas cosas vienen solitas, en pijama o en corset, cuando no estamos hechas unas tortugas y cuando no nos importa un cuerno lo que miran o ven los demás.

Digamos, si te hacés, se nota! jajajaja

en conclusión? cuestión de actitud, sí, sí.

(peeeero, tampoco tenemos por qué ser sexy tooodo el tiempo, no?)

Leviatan dijo...

Siempre es la actitud, para todo en la vida. No importa el fisico, la ropa o la mar en coche.
La actitud garpa siempre.

José Antonio (Joanimiko) dijo...

Todo esta en la actitud!! Lo real esta en el cabeza...
No se...el equilibrio entre la seguridad y la sencillez... eso es lo que más me gusta de una mujer!!
Dana hace tiempo que no venía por aca y visite todas los post no leídos.
Interesante todos siempre!
Un saludo y buena semana!!

Dany dijo...

Nos sucede a todos. Dias con cero actitud y dias en que nos llevamos todo puesto. Y seguramente la seducción que emana de la actitud es la mas fuerte. Un beso.

Ale dijo...

cuando se actualiza esto?

Anónimo dijo...

Una de las imágenes más sexy que he visto fue el de una ex cubierta en tierra, gotas de sudor en el pecho y el pelo hecho un rodete, haciendo jardinería, pero con una cara de alegría que me hizo querer "hacerle el amor" ahí nomás- (en realidad quería partirla al medio como un queso, pero no quise usar un vocabulario tan crudo, jaja!)

Sexy puede ser una minera saliendo de una mina de carbón cubierta de tizne o Demi Moore como GI Jane. A mi las Michelle Pfeifer de este mundo no me conmueven un pelo, salvo que estén disfrazadas de Gatubela.

Ato.